Solución anti-micosis para uñas.

MAVAMed — Solución anti-micosis para uñas.

POR FAVOR, tenga en cuenta que este producto únicamente está disponible en ciertos países (principalmente Suiza y la Unión Europea). Pregunte a su consultor de belleza habitual.

La onicomicosis es una infección de la uña causada por hongos microscópicos. Proliferan en lugares cálidos, oscuros y húmedos (como los zapatos) y se alimentan de queratina, el principal componente de la uña. Pueden provocar decoloración en la uña (la uña se vuelve blanca, amarilla...), hacen que las uñas se vuelvan frágiles, o incluso que se escamen (onicolisis).
Esta infección es contagiosa y algunas condiciones pueden aumentar el riesgo de contagio, como las uñas dañadas, exceso de sudoración, pies siempre atrapados en zapatos con poca ventilación, practicar deporte en piscinas o descalzo...

La solución anti-micosis para uñas MAVAMed es un producto sanitario para tratar infecciones por hongos en las uñas (onicomicosis).
El complejo “Instant Killer” de este producto para en unos segundos el desarrollo de la micosis, evitando que se extienda a otras uñas. Está compuesto por aceite del árbol del té (impide el desarrollo de hilos de hongos), una mezcla de aceites esenciales - lavanda y eucalipto - y ácido láctico (reduce el pH de la uña creando un ambiente desfavorable para el desarrollo de la micosis) y urea (permite que los ingredientes activos penetren en la placa de la uña).

Este producto actúa como una barrera física que previene que se extienda la micosis.
Este producto está destinado al uso externo y para aplicaciones tópicas únicamente en la placa de la uña.

Modo de empleo

Antes de utilizar la solución anti-micosis para uñas MAVAMed, elimina cualquier resto de esmalte de uñas, limpia el área afectada con agua y jabón y seca bien.
Aplica el producto dos veces al día (mañana y noche), lo que formará una película incolora en la uña infectada. Deja que seque al aire brevemente.
Para que sea más efectivo, cubre la uña tratada con una tirita antes de poner calcetines o zapatos.
Es importante continuar utilizando la solución anti-micosis para uñas MAVAMed hasta que la infección se haya curado por completo y la uña haya crecido.
Puede tardar algunos meses (como recordatorio, las uñas del pie tardan de 9 a 12 meses en crecer completamente).
Sin embargo, si no observa ninguna mejoría después de 3 meses de uso, consulte con su médico.

CONTRAINDICACIONES: No utilice MAVAMed en caso de hipersensibilidad a uno o más ingredientes; si duda acerca de cómo utilizar la solución anti-micosis para uñas MAVAMed y/o necesita saber si puede utilizarlo con otro medicamento, consulte a su médico o farmacéutico.

Más

AVISOS: Únicamente para uso externo.

Mantener fuera del alcance de los niños.
No adecuado para niños menores de 18 años.
No utilizar una vez pasada la fecha de caducidad. Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia no deben utilizar este producto.

EFECTOS SECUNDARIOS: Hasta la fecha, no se han encontrado efectos secundarios bajo la utilización de la solución anti-micosis para uñas MAVAMed.
De todas formas, en caso de cualquier posible efecto secundario no deseado, deje de utilizar la solución anti-micosis para uñas MAVAMed inmediatamente y consulte a su médico o farmacéutico.

Prevención - Aquí tienes algunas precauciones que pueden tenerse en cuenta para reducir el riesgo de infección:
Llevar sandalias en espacios públicos como piscinas.
Llevar zapatos con buena ventilación, prefiriendo calcetines hechos de lana o algodón para evitar la humedad.
No utilizar zapatos, cortaúñas, tijeras de manicura, toalla de baño o productos cosméticos de uñas de otra persona.
Secar bien los pies después de la ducha, hacer deporte o nadar.