¡Dale a tus pies el mismo cuidado que le das a tus manos!

Tendemos a concentrarnos en el cuidado de la cara y el cuerpo, solemos descuidar los pies, los cuales sufren con los zapatos mal adaptados y todos los efectos de un mal trato.

Se suele abusar de los pies. Pueden estar "encerrados" durante horas y acabar con la piel seca

Ten en cuenta que los pies son una gran combinación de huesos y músculos; una estructura delicada, aunque fueste y flexible. Merecen el mejor tratamiento que podamos darles para que puedan realizar el trabajo que necesitamos cada día.

La comodidad y la belleza de los pies requiere dos tipos de cuidado: Cuidado diario para aportar frescura y beneficios inmediatos; y una manicura completa MAVALA a la semana para un mantenimiento a largo plazo.

1

Paso 1: Limpiar y quitar el esmalte

Limpiar las uñas cuidadosamente y elimina el esmalte con un quitaesmalte delicado. Frota un algodón humedecido con quitaesmalte contra las uñas durante unos segundos; con un solo movimiento. Elimina los restos más difíciles de alrededor de las cutículas con un palito de naranjo cubierto por un algodón humedecido con quitaesmalte o con un corrector.
2

Paso 2: Dar forma a las uñas

Corta las uñas de los pies y dale la forma deseada utilizando una lima. Si fuese necesario, utiliza el lado más duro de la lima, acabando con la parte fina.

Sostén la lima ligeramente inclinada hacia abajo, hacia el borde de la uña. Suaviza siempre los bordes hacia el centro con movimientos suaves. No cortes o limes los bordes ya que debilita la resistencia de la uña y puede provocar su encarnación.

3

Paso 3: Hidratar el contorno de las uñas

Masajea el contorno de la uña con Aceite para cutículas Mavala o Crema para Cutículas.
4

Paso 4: Mojar los pies

Sumerge los pies en un barreño de agua caliente con sales de baño o algunas gotas de baño de pies concentrado de cinco a diez minutos. Puedes emplear este tiempo para realizar ejercicios de pie relajantes. (ver los ejercicios)
5

Paso 5: Retirar la piel muerta

Seca los pies y aplizar una gota de Quitacutículas Mavala en el contorno de la uña. Déjalo reposar. Durante este tiempo, masajea cualquier dureza con una crema exfoliante suave, luego haz retroceder las cutículas con un palito de naranjo cubierto con un algodón. Masajea las dureces de nuevo, con una crema exfoliante suave, y vuelve a introducir los pies en un barreño para eliminar facilmente la piel muerta.
6

Paso 6: Aclarar

Aclara tus pies en agua fría para activar la circulación y sécalos cuidadosamente, prestanto especial atención en el área entre los dedos.
7

Paso 7: Aplicar el producto de CUIDADO DE PIES

Dependiendo de tu elección, masajea suavemente los pies con la Crema Hidratante Mavala, Gel Desodorante o Gel Refrescante.
8

Paso 8: Pule las uñas de los pies

Si fuese necesario, pule la superficie de las uñas de tus pies con la pulidora de uñas rosa la cual estimula la curculación de la uña y le da una superficie suave y brillante.
9

Paso 9: Aplica el producto de CUIDADO DE UÑAS

Para endurecer las uñas y evitar que se dividan, aplica Científico Mavala endurecedor de uñas en la punta de la uña con cuidado de que no toque la cutícula o la piel. Para mejores resultados, te aconsejamos que utilices Mavala Científico K+ unicamente una vez por semana.
10

Paso 10: Aplica esmalte de uñas

Continúa con una capa de Mavala 002, base de doble acción, en toda la superficie de la uña. Extiende dos capas finas de esmalte y finaliza con una capa de Mavadry, que acelera el tiempo de secado y aporta brillo a tu pedicura.